922 509 158 - 7:30 - 16:00h Lunes - Jueves | 7:30 - 13:30h Viernes

La seguridad contra incendios es una preocupación importante para todos, y estar preparados para enfrentar un incendio es fundamental para proteger nuestras vidas y propiedades. Uno de los elementos más importantes en la lucha contra incendios es el extintor.

Proporcionaremos una guía práctica sobre cómo utilizar un extintor de manera efectiva en caso de incendio y además, exploramos los diferentes tipos de extintores disponibles y otros consejos útiles para la seguridad.

Cuándo y cómo utilizar un extintor de incendios de forma correcta

Ante un incendio, es crucial actuar con rapidez y decisión. Enumeramos alguno de los pasos más básicos para utilizar un extintor de incendios de manera efectiva:

Evaluar la situación

Antes de intentar apagar el fuego, evalúe la magnitud del incendio y asegúrese de que sea seguro para intentar extinguirlo. Si el incendio es grande o está fuera de control, evacue el área de inmediato y llame a los servicios de emergencia.

Seleccionar el extintor adecuado

Es importante utilizar el tipo correcto de extintor para el tipo de incendio que están enfrentando, ya que no todos los extintores sirven para sofocar cualquier incendio. Los extintores están etiquetados con letras y símbolos que indican para qué tipo de fuego son adecuados, y existen diferentes tipos de extintores.

Por ejemplo, los extintores Clase A son para fuegos de materiales combustibles como madera o papel, mientras que los Clase B son para líquidos inflamables como aceite o gasolina. Y tampoco es lo mismo el extintor que debemos tener a mano en casa, en la oficina, o en una cocina industrial.

Reconocer las partes del extintor

Para evitar que se active de forma accidental, el extintor cuenta con un dispositivo de seguridad que debe estar deshabilitado antes de que usemos el extintor. Además de tener claro sus partes, no olvide controlar la presión, la distancia y la descarga para saber cómo utilizar correctamente un extintor.

Recordar la técnica PASS

La técnica P.A.S.S. es un acrónimo (Pull, Aim, Squeezze and Sweep) que en español sería Pasar, Apuntar, Disparar y Barrer:

  • Pasar: Acerque el extintor al fuego, pero manteniendo una distancia segura, pasando de un lado al otro, como si la zona a cubrir fuera mayor.
  • Apuntar: Apunte la boquilla del extintor hacia la base del fuego, no hacia las llamas.
  • Disparar: Presione firmemente el gatillo del extintor para liberar el agente extintor.
  • Barrer: Mueva la boquilla del extintor de lado a lado, barriendo el área en llamas con el agente extintor.

Mantener la calma

Es normal sentirse nervioso en una situación de emergencia, pero es importante mantener la calma y concentrarse en seguir los pasos correctamente; teniendo siempre localizados los puntos de salida por si el fuego se complicara.

¡Evacuar si es necesario!

Si el fuego no se apaga o comienza a propagarse, no hay que arriesgarse. Se debe evacuar el área de manera segura y esperar a los servicios de emergencia.

Tipos de extintores y sus usos

Existen varios tipos de extintores diseñados para diferentes tipos de incendios como explicamos en ¿Qué tipos de extintores existen?, a modo de recordatorio:

  • Extintor de polvo ABC: Apto para fuegos de Clase A, B y C, es versátil y adecuado para la mayoría de los incendios en el hogar y en entornos comerciales.
  • Extintor de agua: Ideal para fuegos de Clase A, como madera, papel y tela; no es adecuado para fuegos de Clase B y C.
  • Extintor de CO2: Diseñado para fuegos de Clase B y C, como líquidos inflamables y equipos eléctricos. No deja residuos, lo que lo hace ideal para equipos electrónicos.
  • Extintor de espuma: Apto para fuegos de Clase A y B donde la espuma forma una capa que sofoca el fuego y previene su reavivamiento.

Cada zona tiene una colocación adecuada del extintor

Casa – Extintores de polvo y extintores de espuma

  • Cocina: Coloque un extintor Clase F (para aceites y grasas) en la cocina, cerca de la salida para un acceso rápido.
  • Dormitorios y áreas de descanso: En zonas con materiales combustibles como papel y telas (cortinas, sábanas, alfombras…) un extintor Clase A, y para habitaciones con electrodomésticos o dispositivos eléctricos, uno de Clase C.
  • Garaje: Si se almacenan líquidos inflamables como gasolina y aceites, hay que tener a mano un extintor Clase B en el garaje.

Hospitales y centros de salud – Extintores de polvo, extintores de CO2 y extintores de agua

La protección contra incendios o PCI en hospitales se rige por el Código Técnico de la Edificación (CTE), y en ella se indica que deben contarse con extintores portátiles cada 15 metros (como máximo) y con una eficacia 21A-113B como mínimo, además de hidrantes exteriores, BIE y columnas secas. En zonas de riesgo alto también se contará con un extintor de carro de 25kg.

Restaurantes – Extintores a base de acetato de potasio

Los restaurantes requieren extintores de clase F diseñados para los incendios donde hay grasa y aceite. Se colocarán tanto dentro del comedor como en la cocina y a una altura máxima de 1,30 metros, desde el suelo hasta el extintor.

Colegios – Extintores de polvo

La recomendación es tener un extintor de polvo ABC por ser los más polivalente para poder tratar fuegos de clase A, de clase B y de clase C en cada aula del colegio, y contar con varios extintores distribuidos a lo largo de los pasillos que conducen a las aulas, así como uno en la entrada y otro en la salida del centro.

Recomendaciones adicionales

Además de saber cómo utilizar un extintor correctamente, hay algunas otras medidas que se pueden tomar para mejorar la seguridad contra incendios en tu hogar, oficina o edificio:

Instalar detectores de humo

Coloque detectores de humo en el piso u oficina, o en cada planta de casa y edificio, y verifique regularmente que funcionan correctamente.

Crear un plan de evacuación

Diseñe un plan de evacuación y practíquelo regularmente para asegurarse de que todos sepan qué hacer en caso de emergencia.

Mantenimiento de los equipos eléctricos en buen estado

Revise regularmente los cables y enchufes eléctricos para detectar signos de desgaste o daño, y reemplácelos si es necesario.

Almacenaje de materiales inflamables adecuadamente

Guarde productos inflamables como gasolina, pinturas y solventes en áreas bien ventiladas y alejadas de fuentes de calor.

Inspecciones y mantenimiento regulares

El extintor se debe revisar cada mes para confirmar su buen estado y que el manómetro esté en la zona verde. Si necesita recordar las partes del extintor, recomendamos leer el artículo Cómo utilizar correctamente un extintor.

Para deshacerse del extintor de forma correcta, debe llevarlo al punto limpio o contactar con la empresa de mantenimiento de los extintores.

Saber cómo utilizar un extintor de incendios de manera efectiva es una habilidad crucial para la seguridad, tanto en el hogar como en el puesto de trabajo. Con la información adecuada y un poco de práctica, se puede estar mejor preparado para enfrentar una situación de emergencia y proteger contra los incendios. Recuerde siempre priorizar la seguridad y seguir los consejos de los profesionales en caso de duda.

Puede contactar con Drexmin en caso de que necesite ayuda con sus extintores; y nuestro gran equipo especializado en protección contra incendios, entre las que se encuentran este tipo de acciones, estará encantado de atenderle.

Colocación de extintor por parte del equipo de Drexmin en Guayarmina Textil