922 509 158 - 8:00 - 16:00h Lunes - Viernes

Sistemas automáticos de Protección Contra Incendios en estaciones de servicio y gasolineras

En las estaciones de servicio, la actividad comercial que se realiza es la del abastecimiento de lubricantes y combustible a vehículos a motor. A pesar de que pueden establecerse y comprar libremente, normalmente se asocian con las grandes empresas distribuidoras con contratos de exclusividad.

Uso

Según el uso de las estaciones de servicio y gasolineras, pueden ser públicas o privadas. Estas últimas son las que suministran únicamente a vehículos autorizados como pueden ser las estaciones de guaguas o de autobuses, taxis o vehículos militares.

Emplazamiento

Las podemos encontrar en zonas urbanas, o en carretaras convencionales como las vías rápidas: autopistas y autovías; o como superficies privadas y cerradas.

 

Equipamiento y servicios

Según el equipamiento y servicios de que dispongan pueden ser:

  • Unidad de suministro: Suministran uno o dos carburantes y por lo general no disponen de edificio de servicios, sólo de caseta de cobro. 
  • Estaciones de Servicio: cuentan con un edificio de servicios y tienda de venta de accesorios del automóvil, complementos, alimentación… También es común que dispongan de zonas de lavado. 
  • Áreas de Servicio: Ocupan grandes superficies y cuentan con equipamientos mayores: restaurantes, cafeterías, bares, aparcamiento para coches y camiones, talleres de reparaciones, concesionarios oficiales, lavado de vehículos… Suelen ser un punto de gran confluencia de vehículos particulares y de transporte de pasajeros que se sitúan en puntos estratégicos y son usadas como puntos de descanso en grandes trayectos.
  • Electrolineras: Con el auge del coche eléctrico, están apareciendo las estaciones que proveen de esta energía a los vehículos, ya sea como elemento complementario a la estación habitual o como servicio exclusivo.

Repostaje

Es indispensable contar con medios que eviten que el foco de incendio tome fuerza y termine derivando en un fuego, que en la mayoría de los casos tendría efectos terriblemente adversos para la seguridad de las personas, para el medio ambiente y para la propia actividad económica.

derrames

Se producen tanto en el acoplamiento, desacoplamiento y en el intercambio de combustible.


Con bastante frecuencia se suelen derramar unas gotas de combustible en el pavimento o sobre la superficie del vehículo.

autoservicio

El peligro aumenta en gran manera cuando la dispensa de combustible se realiza por los usuarios en vez de por el personal experimentado y debidamente formado para realizar esta operación. El hecho de que sean los propios consumidores los encargados de cargar el depósito de su coche es en la actualidad un hecho cotidiano y de creciente afección. Sucede en las gasolineras autoservicio y en las desatendidas.

 

Exposición

Los momentos en los que se produce mayor exposición son: 

  • Control de la descarga de carburantes
  • Varillado de tanques para determinar el volumen o comprobar el funcionamiento de la sonda de medición automática
  • Comprobación de medidas de los surtidores
  • Suministro de carburantes
  • Vertidos y derrames

Instalaciones

Otros riesgos asociados a las gasolineras están relacionados con sus instalaciones:

Red de tuberías para carburantes

Principalmente utilizadas para carga o llenado de los tanques, pero también para aspiración o impulsión de carburante desde el tanque hasta el surtidor, para ventilación de tanques y recuperación de vapores. En la actualidad se utilizan, en su mayoría, materiales flexibles que permiten pequeñas deformaciones mecánicas y accesorios de unión absolutamente estancos que evitan cualquier fuga al terreno.Además se utilizan sistemas que previenen cualquier vertido de producto, aunque éste puede producirse.

Red Eléctrica

Compuesta generalmente por:

  • Cuadro general de distribución y protección
  • Líneas de fuerza para alimentación de los diferentes elementos presentes en la propia gasolinera o en toda la estación de servicio. Éstos pueden serlas bombas de suministro, surtidores, compresor, equipos de lavado, climatización y demás elementos del edificio como hornos, seca-manos, etc.
  • Líneas de alumbrado tanto exterior como interior del edificio.
  • Líneas de telecomunicaciones.
  • Red de puesta a tierra.

Riesgos de incendios en estaciones de combustible y gasolineras

Las gasolineras y, por extensión, las áreas de servicio, constituyen un peligro que no se puede obviar ante riesgos que deriven en incendios. Entre ellos se encuentran:

Emplazamientos peligrosos, donde pueden existir “atmósferas explosivas”.

Se entiende por atmósfera explosiva la mezcla de gases o vapores con el aire que, en condiciones atmosféricas normales, propagan la combustión después de la ignición a toda la mezcla que no haya sido consumida por el fuego. Estas atmosferas requieren precauciones especiales en la construcción, instalación y utilización del material eléctrico. Con objeto de evitar la formación de chispas susceptibles de inflamar las peligrosas atmósferas explosivas, debe garantizarse la protección contra contactos directos, indirectos y contra la red de unión equipotencial de masas. Por ello, se instala un sistema completo de puesta a tierra que engloba todos los elementos metálicos que puedan ser afectados, a fin de asegurar una adecuada protección para el personal y usuarios contra descargas de los equipos eléctricos, y la inflamación de atmósferas explosivas por la acumulación de electricidad estática.

Presencia y activación de focos de ignición y “descargas electrostáticas”

La electricidad estática es un factor clave. Debido al trasiego de combustible a través de la red de tuberías, se produce la acumulación de esta carga eléctrica. Por lo que se debe disponerse de un sistema de protección para la descarga de los camiones cisterna. Al ser los vapores de las gasolinas más pesados que el aire, estos tienden a introducirse por las canalizaciones enterradas donde discurren los conductores eléctricos, hacia zonas como el interior del edificio y especialmente los sótanos. Lo que ha sido la causa de gran parte de los accidentes provocados por explosiones en el interior de zonas teóricamente seguras.

 

Rrecomendaciones de protección contra incendios

Depósito de combustible

  • Situar el escape de gases y vapores encima de la marquesina y alejado de locales y surtidores.
  • Revisar periódicamente la instalación de aire comprimido.
  • Instalación de válvula de atmosféricas en los sistemas de venteo de los tanques.
  • Cada 10 años realizar pruebas de presión hidráulica del compresor.

Surtidores

Deben dotarse de mecanismos de seguridad como dispositivos para retirar el líquido a ambos lados a ambos lados del punto de ruptura o válvulas contra impactos con uniones fusibles, en la base de los surtidores, que se cierran automáticamente en caso de golpe fuerte o incendio. “Instalaciones desatendidas dispondrán de equipos automáticos de extinción”

El agente extintor

  • La eficacia mínima de los extintores será de tipo: 21A y 144B en el surtidor y 89 A y 690B en la zona de descarga del camión cisterna.
  • Se recomienda que los extintores sean de polvo, portátiles o sobre ruedas. 
  • Ubicarse a máximo de 10 m en zonas de almacenamiento y puntos de suministro. 
  • Las operaciones de descarga del camión cisterna requieren de un extintor de tipo B de carro de 50kg.

Seguridad del personal

  • Hacer respetar las normas de seguridad a los usuarios. 
  • Prohibición de fumar, usar el móvil y/o repostar con el motor en marcha o con las luces encendidas. 
  • Señalizar las zonas de mayor riesgo de incendio o explosión. 
  • Para evitar combustiones espontáneas, los trapos manchados de grasa deben guardarse en contenedores de metal tapados hasta su reciclaje o eliminación. 
  • Instalar sistemas de ventilación y extracción en espacios cerrados.

Atmósferas explosivas (ATEX)

  • Evitar la formación de ATEX 
  • Evaluar los riesgos que no hayan podido evitarse 
  • Evaluar el riesgo de ignición de la  ATEX 
  • Aplicar las medidas de protección oportunas para el caso que se materialice la ATEX, se garantice la seguridad, atenuando los efectos de la explosión.

 Material inflamable

  • Proteger las lámparas portátiles contra la rotura para reducir la posibilidad de que una chispa prenda los vapores inflamables en caso de rotura de la bombilla
  • Conservar estos materiales en locales independientes y bien ventilados, aislados de fuentes de calor
  • Usar contenedores no inflamables
  • Implantar un sistema de recuperación de gases inflamables.