922 509 158 - 7:30 - 16:00h Lunes - Jueves | 7:30 - 13:30h Viernes

En el ámbito de la seguridad contra incendios, las Bocas de Incendio Equipadas (BIES) desempeñan un papel fundamental. Estas instalaciones, también conocidas como tomas de agua para bomberos, son elementos esenciales en la protección de vidas y propiedades, y vitales en cualquier plan de seguridad contra incendios. Son dispositivos diseñados para suministrar agua de forma manual en caso de incendio en edificios, tanto residenciales como industriales.

¿Cómo funcionan las BIES?

Las Bocas de Incendio Equipadas son dispositivos hidráulicos diseñados para proporcionar un suministro de agua de manera rápida y eficiente en caso de incendio. Su función principal es facilitar el trabajo de los equipos de bomberos, permitiéndoles acceder a una fuente de agua cercana al lugar del siniestro. Estas tomas de agua están conectadas a una red de abastecimiento y suelen ubicarse estratégicamente en distintas áreas de un edificio o complejo.

Las BIES están diseñadas para ser usadas con facilidad por cualquier persona del edificio y están conectadas a una fuente de agua, que en caso de incendio, se activan para liberar un chorro que ayuda a controlar y extinguir las llamas.

Su accesibilidad y su simplicidad de uso son características que las hacen esenciales en cualquier sistema de seguridad contra incendios. Si la superficie construida excede de 500 m² el Código Técnico de Edificación obliga a disponer de BIEs.

Un dato interesante sobre las Bocas de Incendio Equipadas es su origen, que se remonta al siglo XIX. Estas instalaciones evolucionaron a medida que las ciudades crecieron y las demandas de seguridad se intensificaron. Hoy en día, su diseño y tecnología se han perfeccionado para ofrecer una respuesta rápida y efectiva ante situaciones de emergencia.

Normativas que regulan las BIES

Las BIES son un sistema de lucha contra incendios que está recogido a nivel europeo (CEE) dentro de la Directiva Europea de Productos de Construcción de la UE. En el ámbito normativo español, la instalación y mantenimiento de las Bocas de Incendio Equipadas están regulados por diversas normativas y códigos de seguridad. Uno de los marcos normativos más relevantes es el Código Técnico de la Edificación (CTE), que establece los requisitos y condiciones para garantizar la seguridad en los edificios. Además, hay normas específicas que detallan los requisitos para diferentes tipos de BIES.

UNE-EN 671-1:2013 – BIES Equipadas con Mangueras Semirrígidas

Esta normativa establece los requisitos y métodos de ensayo para BIES que utilizan mangueras semirrígidas. Se centra en aspectos como la resistencia, la durabilidad y el funcionamiento de estas mangueras, asegurando su eficacia en situaciones de emergencia.

UNE-EN 671-2:2013 BIES Equipadas con Mangueras Planas

Enfocándose en las BIES equipadas con mangueras planas, esta normativa detalla los requisitos específicos para este tipo de sistemas. Cubre aspectos técnicos relacionados con la manguera, la boquilla y otros componentes esenciales, garantizando su idoneidad y rendimiento.

UNE-EN 671-3:2009 – Mantenimiento de BIES

Esta norma se centra en las pautas y procedimientos para el mantenimiento adecuado de las Bocas de Incendio Equipadas. Define las inspecciones regulares, las pruebas y las acciones correctivas necesarias para asegurar que estas instalaciones estén siempre listas para su uso en caso de emergencia.

Es esencial destacar la importancia de cumplir con estas normativas, ya que garantizan la eficacia y fiabilidad de las Bocas de Incendio Equipadas en situaciones críticas.

Es importante resaltar que en Drexmin, como empresa comprometida con la excelencia, nuestras BIES cumplen con todas las normativas y certificaciones.

Clasificación de las BIES

Las BIES se clasifican en dos tipos las de columna seca y las de columna húmeda:

BIES de columna seca

El sistema se mantiene seco hasta que se activa, momento en el cual el agua fluye desde la red hacia la boca de incendio. Este diseño es ideal para áreas donde las bajas temperaturas podrían congelar el agua en la red.

BIES de columna húmeda

El sistema está lleno de agua en todo momento, listo para su uso inmediato. Estas BIES son adecuadas para espacios en los que no hay riesgo de congelación.

Elementos que componen las BIES

  • Válvula de apertura: Permite controlar el flujo de agua hacia la boca de incendio.
  • Boquilla: Dirige y controla el chorro de agua.
  • Manguera: Facilita la conexión entre la BIES y el equipo de extinción.
  • Toma de conexión: Punto de acceso para la manguera y conexión a la red de abastecimiento.
  • Manómetro: Indica la presión del agua, asegurando un funcionamiento óptimo del sistema.
  • Racores: Conexiones que unen las diferentes partes del sistema de forma segura y eficiente.
  • Soporte devanadera: Estructura que sostiene y permite el despliegue ordenado de la manguera.
  • Armario: Resguardo que alberga y protege los elementos de la BIES, asegurando su integridad y accesibilidad.
Partes que componen las BIES

En resumen, las Bocas de Incendio Equipadas son elementos cruciales en la prevención y control de incendios. Su correcta instalación, mantenimiento y cumplimiento de normativas son aspectos fundamentales para garantizar su funcionamiento eficaz. La clasificación y los elementos que las componen son parte integral de su estructura, asegurando una respuesta ágil y efectiva en momentos críticos. Con estas medidas, las BIES se erigen como aliados invaluables en la salvaguarda de vidas y propiedades.