922 509 158 - 8:00 - 16:00h Lunes - Viernes

CÓDIGO TÉCNICO DE EDIFICACIÓN – USO HOSPITALARIO

Las residencias geriátricas, al igual que los hospitales, se rigen por el CTE de Uso Hospitalario. El término <<hospitalario>> se aplica a los edificios asistenciales sanitarios: hospitales, residencias y clínicas.

En el caso de las residencias geriátricas, se trata de forma especial porque cuentan con una mayoría perteneciente al colectivo de la tercera edad, uno de los más débiles a la hora de afrontar una evacuación. Es por ello por lo que las residencias se consideran de uso hospitalario, ya que cuentan con pacientes hospitalizados 24 horas y muchos no son capaces de evacuar el centro por sí mismos, necesitando ayuda extra en muchos caso.

    Para este tipo de centros se tienen que tomar medidas específicas como:

    • Creación de zonas seguras en cada planta
    • Tratamientos ignífugos de los materiales que se puedan encontrar en el edificio
    • Instalación de sistemas que detecten un incendio en su fase temprana
    • Activación automática de rociadores de agua
    • Contar con los medios más rápidos para una evacuación con tiempo de reacción
    Sistemas PCI residencias Geriátricas - Drexmin

    Instalaciones de protección contra incendios 

    La sección Seguridad en caso de incendio (SI) 4 Detección, control y extinción de incenidos del CTE, señala los equipos e instalaciones contra incendios pertinentes para cada caso específico según su uso, capacidad, superficie, …

    Los edificios de uso hospitalario contarán una serie de con equipos de protección dependiendo de sus características:

    • columnas secas en alturas mayores a 15 m
    • bocas de incendio equipadas y BIE de 45 mm en los lugares de riesgo especial alto
    • sistemas de detección y de alarma de incendio. En el caso de que el edificio dispusiera de más de 100 camas, debe contar con comunicación telefónica directa con el servicio de bomberos
    • un hidratante exterior si la superficie construida es entre 2000 y 10 00 m² y uno más por cada 10 00 m² adicionales
    • extintores portátiles en zonas de riesgo algo con el número suficiente para que el recorrido real en cada planta hasta un extintor no supere los 15 m
    • extintor móvil de 25 kg por cada 2500 m² de superficie.

    Se considera de vital importancia el mantenimiento continuo de todas las instalaciones contra incendios para que cumplan su función a la hora de la verdad. El control es responsabilidad tanto del Director de Mantenimiento del edificio como de la empresa contratada para llevarlo a cabo y obedecer a lo establecido en el RIPCI (Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios). Siempre que se detecte algún error se debe informar rápidamente para proceder a su arreglo. Los incendios son imprevisibles y peligrosos con lo cual es importante estar preparados para su extinción.

    Compartimentación

    Las plantas con zonas de hospitalización o de personas que no se valen por sí mismas para moverse, deben estar compartimentadas al menos en dos sectores de incendio, con espacio suficiente para albergar a los pacientes de uno de los sectores contiguos. Cada uno de los sectores debe tener una superficie construida que no exceda de 1500 m².

    Aquellas plantas cuya superficie construida no exceda de 1500 m², que tenga salidas directas al espacio exterior seguro y cuyos recorridos de evacuación hasta ellas no exceda de 25 m quedarían exentas de lo anterior.

    Instalaciones de detección y alarma

    • Siempre se dispondrá de pulsadores manuales de alarma en los pasillos, zonas de circulación, zonas de tratamiento intensivo y en zonas de riesgo alto.
    • Además, se colocarán detectores de humo en las zonas de hospitalización.
    • Se instalarán detectores proporcionales al riesgo en toda zona de riesgo alto.
    PULSADOR

    Se considera de vital importancia el mantenimiento continuo de todas las instalaciones contra incendios para que cumplan su función a la hora de la verdad. El control es responsabilidad tanto del Director de Mantenimiento del edificio como de la empresa contratada para llevarlo a cabo y obedecer a lo establecido en el RIPCI (Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios). Siempre que se detecte algún error se debe informar rápidamente para proceder a su arreglo. Los incendios son imprevisibles y peligrosos con lo cual es importante estar preparados para su extinción.

    Alumbrado y ascensor de emergencia

    En zonas de hospitalización y tratamiento intensivo, el alumbrado de emergencia proporcionará una luminancia no menor de 5 lux, con una duración mínima de 2 horas. Los ascensores de emergencia deberán estar presentes en zonas de hospitalización o tratamientos intensivos y con una altura de evacuación mayor a 15 m.

    Accesibilidad

    Se exigen determinadas condiciones para la accesibilidad a los edificios de los servicios de extinción de incendios.