922 509 158 - 7:30 - 16:00h Lunes - Jueves | 7:30 - 13:30h Viernes

Los motores eléctricos e híbridos van aumentando sutilmente a pesar de las reticencias de algunos conductores. Según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el año pasado se vendieron 36.452 vehículos eléctricos en España. Los vehículos eléctricos son generalmente seguros, pero como cualquier tecnología, no están exentos de desafíos y preocupaciones; el riesgo de incendios en coches eléctricos es uno de ellos.

Desde los inconvenientes de las baterías de litio, hasta las normativas y regulaciones, en Drexmin detallamos los aspectos que hay que tener en cuenta con este tipo de vehículos.

Baterías de litio

Los coches eléctricos utilizan baterías de iones de litio, que son conocidas por ser energéticamente eficientes pero también pueden presentar riesgos de incendio en circunstancias específicas. Los cortocircuitos internos, daños físicos o problemas durante la carga y descarga de la batería pueden desencadenar incendios.

Problemática en las baterías de litio

  • Las baterías de iones de litio combinan materiales de alta energía con electrolitos a menudo inflamables.
  • Emplean disolventes orgánicos (como el carbonato de etilo) que se mezclan con carbonatos lineales de mayor volatilidad.
  • Cualquier aumento significativo de temperatura, puede desencadenar una fuga térmica (inflamación del electrolito, la descomposición del material de óxido del cátodo y la liberación de oxígeno). Este aumente puede deberse a:
    • un fallo térmico
    • fallo mecánico
    • cortocircuito interno o externo
    • descarga excesiva
    • sobrecarga
    • abuso electroquímico
Batería Litio coches eléctricos

Peligros del incendio de una batería de litio

  • Cuando se provoca un incendio en una batería de litio, se produce una gran cantidad de humo tóxico.
  • Como este tipo de fueg no necesita oxígeno para propagarse, los extintores basados en la reducción del oxígeno o de polvo o espuma no son eficaces.
  • El fuego en este tipo de baterías puede durar más de 24h.

Cómo se sofoca un incendio en un coche eléctrico

La extinción del fuego en un vehículo eléctrico requiere más tiempo y mayor cantidad de agua en comparación con un vehículo convencional. Además, en algunas situaciones, se hace necesario contar con la asistencia del personal especializado de la marca del coche para desactivar la batería eléctrica.

Los servicios de emergencia y bomberos, antes de realizar cualquier maniobra, deben cortar el flujo eléctrico siguiendo las indicaciones del fabricante. De esta forma, la energía eléctrica se aislaría en las baterías, y, en el caso de un rescate, se realizaría con un riesgo menor.

El enfriamiento es la clave para el control o extinción del fuego en las baterías de litio.

Para conocer más información, compartimos la guía que Euroalarm ha desarrollado y que Tecnifuego pone al alcanze de todos para conocer más en tellaes las soluciones integradas de protección contra incendios para baterías de litio.

Procesos de carga de los coches eléctricos

La carga de las baterías de un vehículo eléctrico implica un intercambio de energía significativo. Problemas en los cargadores o en la infraestructura de carga, así como la sobrecarga de las baterías, podrían generar condiciones propicias para un incendio.

Reglamentos y normativas

Una de las normas vigentes que regulan a los coches eléctricos y su recarga, es el Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre, por el que se aprueba una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT 52 «Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos», del Reglamento electrotécnico para baja tensión, aprobado por Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, y se modifican otras instrucciones técnicas complementarias del mismo.