922 509 158 - 8:00 - 16:00h Lunes - Viernes

En la era de la movilidad sostenible, los coches eléctricos han ganado popularidad como una alternativa respetuosa con el medio ambiente. Sin embargo, junto con los beneficios ambientales, es crucial abordar las consideraciones de seguridad asociadas con estos vehículos, especialmente en entornos compartidos como garajes comunitarios. En este artículo ampliaremos la información sobre los riesgos de incendios de coches eléctricos en los garajes comunitarios, prestando especial atención a cómo se maneja el peligro en caso de un incendio provocado por una batería de litio.

Riesgos en garajes comunitarios

Aunque los coches eléctricos son generalmente seguros, las baterías de litio que alimentan estos vehículos presentan desafíos adicionales en comparación con los combustibles tradicionales. En garajes comunitarios, donde múltiples vehículos eléctricos comparten espacio, la posibilidad de un incendio se convierte en una preocupación significativa. Las baterías de litio pueden generar calor y, en circunstancias extremas, experimentar un fenómeno conocido como «thermal runaway» o fuga térmica, donde el calor generado por la batería puede resultar difícil de controlar.

¿Cómo extinguir un fuego de batería de litio?

En el caso de un incendio provocado por una batería de litio, los métodos tradicionales de extinción de incendios pueden no ser efectivos. Las baterías de litio pueden arder intensamente y liberar sustancias tóxicas, lo que complica los esfuerzos de los bomberos. En lugar de utilizar agua, que puede exacerbar el problema al generar hidrógeno inflamable, se requieren agentes de extinción especiales, como polvos químicos secos o espumas diseñadas para abordar incendios de baterías de litio.

Protocolos de seguridad en garajes comunitarios

Ante la creciente presencia de coches eléctricos en garajes comunitarios, es esencial implementar protocolos de seguridad sólidos. Esto incluye la instalación de sistemas de detección de humo y calor avanzados que puedan identificar rápidamente cualquier anomalía. Estos sistemas pueden ser detectores de humo fotoeléctricos, detectores de humo convencionales ópticos, detectores de humo convencionales iónicos…

Almacenamiento seguro y espaciado

En un entorno comunitario, el diseño del estacionamiento también juega un papel crucial. Los espacios entre los vehículos eléctricos deben ser suficientes para permitir la circulación de aire y reducir el riesgo de propagación del fuego. Además, se deben establecer áreas designadas para la carga de vehículos eléctricos, equipadas con medidas de seguridad adicionales según el Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre.