922 509 158 - 7:30 - 16:00h Lunes - Jueves | 7:30 - 13:30h Viernes

Las comunidades de propietarios en Canarias están sujetas a regulaciones específicas en materia de protección contra incendios, diseñadas para prevenir, detectar y mitigar los riesgos de incendio en edificios residenciales. Estas normativas abarcan una variedad de aspectos, desde la instalación de sistemas de detección y extinción de incendios, hasta la adecuada señalización y planificación de evacuación.

Normativa obligatoria para las comunidades de propietarios

Las comunidades de propietarios en España se rigen por 3 normativas que regulan la PCI: el RIPCI, el CTE y las normas autonómicas y locales.

Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios

El Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI) establece las directrices y requisitos indispensables para la instalación y mantenimiento adecuado de sistemas y equipos destinados a la protección contra incendios. Estas normativas abarcan una amplia gama de aspectos, incluyendo sistemas de detección, extinción, evacuación y señalización.

El cumplimiento riguroso del RIPCI es fundamental para asegurar la efectividad de las instalaciones de protección contra incendios, lo que contribuye significativamente a prevenir y controlar incendios en edificios residenciales, industriales, comerciales y áreas públicas. A lo largo de los años, el RIPCI ha experimentado diversas actualizaciones y mejoras, siendo la última versión del año 2022, lo que lo convierte en un estándar cada vez más exigente para las instalaciones, con el objetivo de incrementar la seguridad y reducir los riesgos asociados a los incendios.

Código Técnico de la Edificación

Las comunidades de propietarios se rigen por el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios cuya última actualización data de 2017, como recogíamos en nuestra entrada: Sistemas de seguridad PCI en comunidades de vecinos; donde se pueden encontrar tanta los obligaciones de mantenimiento como la obligatoriedad de revisión por el OCA.

Recordemos que la normativa requiere la realización periódica de inspecciones y mantenimiento de estos sistemas para garantizar su funcionamiento óptimo en todo momento. Esto incluye pruebas regulares de los detectores, la verificación de la funcionalidad de las alarmas y la revisión de los equipos de extinción automática.

Normas vigentes en Canarias

Además de las anteriores, en Canarias contamos con el Decreto 16/2009, de 3 de febrero, por el que se aprueban normas sobre documentación, tramitación y prescripciones técnicas relativas a las instalaciones, aparatos y sistemas contra incendios, instaladores y mantenedores de instalaciones. Y, además, cada municipio puede contar con sus Ordenanzas de Prevención de Incendios como Los Llanos de Aridane.

Planificación de evacuación en comunidades de propietarios

Un aspecto clave de la normativa de protección contra incendios en comunidades de propietarios es la planificación de la evacuación. Cada edificio residencial debe contar con un plan detallado de evacuación, que incluya rutas de escape claramente señalizadas, puntos de reunión designados y procedimientos de emergencia claros y concisos.

Quién es el responsable para cumplir con las normativas

Es responsabilidad de los propietarios y administradores de las comunidades de propietarios garantizar el cumplimiento de estas normativas de protección contra incendios. Esto implica no solo la instalación y el mantenimiento adecuados de los sistemas de detección y extinción de incendios, sino también la capacitación regular de los residentes en cuanto a los procedimientos de evacuación y las medidas de seguridad contra incendios.

Velar por la seguridad es cosa de todos

En Drexmin siempre hemos mantenido un firme compromiso con la seguridad y el cumplimiento de las medidas de prevención contra incendios en las comunidades de vecinos.

Es por ello que, desde marzo de 2021, nuestra empresa estableció un significativo acuerdo de colaboración con una entidad bancaria para las comunidades de propietarios y vecinos. Esta alianza permite a las comunidades de vecinos adaptar sus instalaciones de Protección Contra Incendios (PCI) para cumplir con las normativas, ofreciendo condiciones altamente favorables.

Información y condiciones del acuerdo aquí.