922 509 158 - 7:30 - 16:00h Lunes - Jueves | 7:30 - 13:30h Viernes
La seguridad en el lugar de trabajo es una prioridad fundamental para todas las empresas, y uno de los aspectos más críticos de esta seguridad es la protección contra incendios. Los incendios pueden ocurrir en cualquier momento y lugar, y las oficinas no son una excepción. Para garantizar la seguridad de los empleados y proteger los activos de la empresa, es esencial contar con sistemas contra incendios efectivos y cumplir con las normativas correspondientes.

Medidas de protección activa y pasiva contra incendios en oficinas

Para poder lograr y garantizar la seguridad de los empleados y el establecimiento existen dos tipos de medida que se pueden llevar a cabo. La protección activa y pasiva contra incendios trabajan en conjunto para garantizar la seguridad en el lugar de trabajo:

Protección activa contra incendios en oficinas

La protección activa contra incendios se refiere a las medidas que requieren una acción o intervención para funcionar en caso de un incendio. Estas medidas están diseñadas para controlar y extinguir el fuego de manera activa. Algunos ejemplos de protección activa incluyen: Sistemas de detección y alarma, extintores de incendios, sistemas de rociadores automáticos o sistemas de extinción por gas entre otros.

Protección pasiva contra incendios en oficinas

La protección pasiva contra incendios se refiere a medidas diseñadas para retardar la propagación del fuego, limitar su alcance y proporcionar tiempo adicional para la evacuación segura. A diferencia de la protección activa, estas medidas no requieren una acción directa para funcionar.

Algunos ejemplos de protección pasiva incluyen:

  • Paredes y techos resistentes al fuego
  • puertas cortafuego
  • ventanas resistentes al fuego
  • selladores ignífugos
  • salidas de emergencia

Componentes obligatorios de los Sistemas Contra Incendios en oficinas

Hoy en día existen varios métodos de protección contra incendios pero nunca debemos olvidar que existen una serie de obligaciones y normativas que debe estar presente en cualquier oficina.

Extintores portátiles

Son elementos críticos para la extinción de incendios en su fase inicial. Hoy en día existen muchos tipos distintos de extintores programados para apagar el fuego según su origen o la forma en la que se desea sofocarlo.

Las bocas de incendio

Las bocas de incendio (siempre equipadas) son obligatorias en oficinas con una superficie superior a los 2.000 m2.

Sistema de alarma contra incendio

Obligatorio siempre y cuando la superficie total de la oficina exceda los 1.000 m2.

Hidrantes exteriores

Obligatorio disponer de la posesión si la superficie total construida de la oficina está comprendida entre 5.000 y 10.000 m2. Si la superficie en mayor, se deberá colocar uno más por cada 10.000 m2.

Sistema de detección de incendio

Al colocar detectores se pueden controlar posibles escapes de gases tóxicos y humo, monitorizando la oficina durante las 24 horas pese a no estar en la oficina. Esto es gracias a que el sistema se encargará de alertar siempre de manera inmediata. Será obligatorio si la superficie de la oficina excede de 2.000 m2.

Iluminación de emergencia

Las luces de emergencia proporcionan iluminación en caso de un corte de energía durante un incendio, lo que facilita la evacuación segura de la oficina.