922 509 158 - 7:30 - 16:00h Lunes - Jueves | 7:30 - 13:30h Viernes

El incendio del 22 de febrero en el barrio de Campanar de Valencia, que devastó dos edificios y se cobró la vida de 10 personas, ha puesto de relieve la importancia de la seguridad contra incendios en las fachadas. Es por ello que hoy, además de analizar los aspectos técnicos del incendio, recordaremos las normativas vigentes y nos centraremos en los materiales de la fachada.

Normativa vigente

El Real Decreto RD 732/2019 de 20 de diciembre, modificó las exigencias del Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio, Propagación por el exterior CTE DB-SI 2 del Código Técnico de la Edificación (CTE).

Hasta 2019 la normativa permitió el uso de materiales inflamables en las fachadas ventiladas, y desde la reforma del Código Técnico de Edificación, en 2019, las fachadas ventiladas deben tener un revestimiento interior de lana mineral, que puede ser de vidrio o de roca, o de morteros aislantes, también de lana mineral o de corcho.

Según la norma UNE-EN 13501 de las Euroclases, creada por la Asociación Española de Normalización, los inmuebles de más de 28 metros de altura están obligados a instalar sistemas de aislamiento situados en el interior de cámaras ventiladas que deben tener al menos una clasificación ‘A2-s3,d0’ de reacción al fuego. Esto quiere decir que la fachada tendrá que ser, al menos, no combustible y sin contribución al fuego, con producción alta de humos y que no produzcan gotas o partículas.

Aislamientos en fachadas

En junio de 2020 entró en vigor el nuevo Código Técnico de la Edificación del que hacíamos mención anteriormente, donde se especifica que la clase de reacción al fuego de los sistemas constructivos de fachada que ocupen más del 10% de su superficie será, en función de la altura total de la fachada:

B-s3,d0 en fachadas de altura superior a 18 m

C-s3,d0 en fachadas de altura hasta 18 m

D-s3,d0 en fachadas de altura hasta 10 m

Soluciones para revestimiento de fachadas*

D-s3,d0

C-s3,d0

B-s3,d0

SATE con LM

SATE con EPS

SATE con XPS

SATE con PU

SATE con corcho

Panel Sándwich de caras metálicas (LM, PU)

Mortero aislante con EPS

Mortero aislante con corcho

PU proyectado ignifugado desnudo

PU proyectado + mortero

Soluciones para revestimientos de fachadas - Drexmin

*Siempre será necesario verificar la Reacción al Fuego del producto concreto con la Declaración de Prestaciones (DdP, DoP) original y actualizada.

Aislamientos en fachadas ventiladas

Por otro lado, los sistemas de aislamiento situados en el interior de cámaras ventiladas deben tener al menos la siguiente clasificación de reacción al fuego en función de la altura total de la fachada:

A2-s3,d0 en fachadas de altura superior a 28 m

B-s3,d0 en fachadas de altura hasta 28 m

D-s3,d0 en fachadas de altura hasta 10 m

Soluciones para revestimientos de fachadas ventiladas - Drexmin

Soluciones para revestimiento de fachadas ventiladas*

D-s3,d0

B-s3,d0

A2-s3,d0

Panel Sándwich de LM

Panel Sándwich de PU

Mortero aislante con EPS

Mortero aislante con corcho

Mortero aislante con LM

PU proyectado ignifugado desnudo

PU proyectado + mortero

La importancia del revestimiento de la fachada

Según la Asociación de Instaladores de Aislamiento en 2020, los materiales que mejor cumplen con las características de aislamiento térmico y acústico son:

Paneles de lana mineral: Estos paneles, disponibles en opciones de vidrio o roca, ofrecen un alto rendimiento en aislamiento térmico y acústico, además de ser incombustibles y tener una larga vida útil.

Morteros aislantes:  Formulados con lana mineral o corcho, estos morteros proporcionan un aislamiento térmico y acústico efectivo en paredes, techos y suelos. Son especialmente útiles en la rehabilitación de edificios antiguos.

Cabe destacar que la tecnología y las opciones de materiales de aislamiento han avanzado desde 2020. Es importante consultar con un profesional actualizado para conocer las últimas soluciones disponibles en el mercado y seleccionar la más adecuada para cada proyecto.

Incendios en fachadas - edificio Campanar

Detalles técnicos del incendio de Valencia

  • El incendio se originó en el octavo piso de un edificio de 14 plantas.
  • Se propagó rápidamente por la fachada al edificio contiguo, de 10 plantas.
  • Las llamas alcanzaron temperaturas de hasta 1000 grados Celsius.
  • Más de 200 personas fueron desalojadas de los edificios.
  • La extinción del incendio requirió la intervención de más de 100 bomberos.

Materiales de la fachada donde se produjo el incendio

Las investigaciones apuntan a que el fuego se originó en un fallo eléctrico en un electrodoméstico de cocina. Las llamas se propagaron rápidamente por la fachada del edificio, debido a la combustibilidad de los materiales empleados en su revestimiento.

En este caso, se utilizó un sistema de fachada ventilada con paneles de aluminio y un revestimiento de lana de roca que cumplía con la normativa vigente del Código Técnico de Edificación. Sin embargo, según fuentes de la Asociación de Instaladores de Aislamiento señalan que, cuando se construyó el edificio, la norma básica de la edificación ‘NBE-CPI/96’, de «Condiciones de protección contra incendios de los edificios», aprobada en el Real Decreto 2177/1996, de 4 de octubre, era «más permisiva». A partir de 2017 la normativa de materiales para prevenir incendios experimentó un cambio significativo tras el incendio de la Torre Greenfell en Londres. Este evento trágico puso de relieve la necesidad de actualizar las normas de seguridad y prevención. En la actualidad, los seguros no cubren una obra si no se justifica el cumplimiento de las normas de materiales y aislamiento.

Salidas de emergencia

Otro factor determinante en la tragedia fue la obstrucción de algunas salidas de emergencia y su deficiente señalización. Algunos residentes relataron que no pudieron encontrar las escaleras o que las puertas estaban bloqueadas. Esto dificultó la evacuación y generó situaciones de pánico. Es crucial que las salidas de emergencia estén siempre despejadas y correctamente señalizadas.

Este incendio ilustra la importancia de:

  • Mantenerse actualizado con la normativa vigente: Las normas de construcción y seguridad evolucionan constantemente, por lo que es crucial estar al día para garantizar la seguridad y el cumplimiento legal de las obras.
  • Utilizar materiales que cumplan con las normativas: La elección de materiales con las certificaciones y características adecuadas es fundamental para la seguridad del edificio y sus ocupantes.
  • Contar con el  asesoramiento de profesionales: La experiencia de un arquitecto o ingeniero colegiado es invaluable para asegurar que el proyecto se ajusta a la normativa y se utilizan los materiales adecuados.

La seguridad y el bienestar de las personas deben ser siempre la principal prioridad en cualquier proyecto de construcción. La elección de materiales y la aplicación de las normas de aislamiento correctas son fundamentales para minimizar riesgos y garantizar la protección contra incendios.

Medidas para tratar de evitar un incendio en fachadas

La mejor medida es la prevención independientemente de las causas del incendio en la fachada, y los profesionales deben:

  • Promover el uso de materiales de fachada no combustibles o con alta resistencia al fuego.
  • Insistir en la importancia de la correcta instalación y mantenimiento de los sistemas de detección y alarma de incendios.
  • Colaborar con las autoridades en la revisión y actualización de la normativa contra incendios.
  • Ofrecer formación a los residentes en materia de prevención y evacuación en caso de incendio.

El incendio de Valencia ha puesto de relieve la necesidad de revisar y actualizar la normativa sobre seguridad contra incendios en fachadas. Los materiales combustibles deben ser reemplazados por alternativas más seguras, y las salidas de emergencia deben estar siempre disponibles. La inversión en sistemas de protección y formación es vital para salvar vidas en caso de incendio.

En la seguridad contra incendios es responsabilidad de todos, desde profesionales del sector hasta los ciudadanos, trabajar juntos para evitar que este tipo de catástrofes se repitan.